domingo, 18 de marzo de 2007

La globalización y el medio ambiente


Este articulo quería dedicar a los problemas medioambientales que son vinculados con la globalización. Como sabemos, la contaminación y la destrucción del medio ambiente y sus consecuencias para nuestra vida son temas muy discutidos y muy actuales. En mi opinión es fundamental reflexionar sobre dicha problemática ya que los cambios medioambientales influyen gravemente a cada uno de nosotros
Como vimos en las primeras clases de nuestra asignatura, la globalización trae un rápido progreso en la tecnología, una elevada movilidad de bienes y personas, una aumentada necesidad de redes de comunicación y mucho más. Esta evolución tiene como consecuencia que toda la sociedad, tanto los productores como los consumidores, tiene una elevada demanda de energía y recursos naturales.
Para satisfacer la demanda mundial las empresas tienen que ser competitivas, que significa que intentan producir a los precios más bajos, lo que tiene como consecuencia una elevada explotación y contaminación de los recursos medioambientales.

¿Qué es el problema medioambiental exactamente? ¿Cuáles son las características del bien “medio ambiente”?
  • La característica más importante es que el medio ambiente es un bien libre. Eso significa que no existe un mercado que determina un precio. Como sabemos perfectamente que el bien “medio ambiente”, digamos por ejemplo el agua, el aire y la tierra, no existe en abundancia, dicho de otra manera, es un bien escaso. Ya que no existe un mercado para el medio ambiente, no tiene un precio para reflejar su escasez. Como no tiene precio, no se puede determinar los costes que hacen referencia al medio ambiente que causa un producto. Eso es decir que el precio de un producto nunca refleja todos los costes causados por dicho producto.
  • Segundo hay que mencionar que problemas medioambientales no son problemas que afectan sólo a una determinada zona o región sino que son problemas mundiales que afectan a todos los países en el mundo. Las acciones de un país afectan directamente a los demás, por ejemplo la producción de energía mediante un central nuclear situado cerca de la frontera del país vecino afecta al medio ambiente de dicho país.
  • La protección del medio ambiente está siempre vinculada con el problema “free rider”. Es decir que si un país decide proteger su entorno natural produce externalidades positivas que sirven también a los otros países, aunque los otros no pagan para dichas externalidades. A causa de este fenómeno la protección medioambiental muchas veces no es llevada a cabo, porque un país tiene los costes mientras que los demás aprovechan también de las acciones.

¿Qué es la conclusión? ¿Qué se puede hacer contra dichos problemas vinculados con el medio ambiente?

En mi opinión es evidente que se deberá crear un mercado para el bien “medio ambiente”. El protocolo Kyoto y el negocio con certificados de emisiones son primeros pasos en esta dirección. El problema fundamental es que el protocolo Kyoto no es obligatorio para todos los países, lo que dirija a que la protección medioambiental no funciona, como veíamos antes. Por lo tanto se tendrá que crear un marco legislativo obligatorio para los países en todo el mundo. Es importante que se establezca limitaciones adecuadas para todo el comercio mundial y que todos jueguen con las mismas reglas. Pienso que eso es el desafío más importante en el futuro si querremos proteger nuestro espacio vital sosteniblemente. Por eso es necesario empezar crear una legislación adecuada al nivel de la Unión Europea y estoy seguro que nosotros somos capaces de tomar el papel de delantero.